Importancia de la inclusión en el lugar de trabajo

Jun 28, 2024

El informe de Bain & Company subraya que la falta de inclusión en el lugar de trabajo bloquea el potencial de los empleados y genera una pérdida de oportunidades para incrementar el valor de las empresas. En Latinoamérica, la inclusión en el lugar de trabajo sigue siendo un desafío significativo, ya que el 65% de los colaboradores encuestados no se siente plenamente incluido en sus empleos. Este fenómeno no solo limita el potencial individual, sino que también representa una oportunidad perdida para aumentar el valor y la innovación dentro de las empresas.

La investigación, basada en una encuesta a más de 6,000 empleados en cuatro países de la región, revela que solo el 35% de los trabajadores se considera parte integral de su entorno laboral. Un hallazgo crucial es que aquellos empleados que perciben esfuerzos inclusivos por parte de sus empleadores tienen tres veces más probabilidades de sentirse completamente incluidos.

Es fundamental reconocer que la inclusión no es solo una cuestión moral, sino también un imperativo estratégico para maximizar el potencial empresarial. Una mayor disposición hacia la inclusión enriquece la diversidad de perspectivas, mejora la capacidad de resolver problemas y estimula la creatividad. Para que la inclusión se convierta en un pilar central de la estrategia de talento y apoye efectivamente la estrategia comercial, es crucial movilizar a toda la organización. Esto implica medidas concretas como la comunicación clara de iniciativas inclusivas, la creación de espacios seguros para la expresión y la implementación de mecanismos regulares de monitoreo y evaluación.

Los líderes desempeñan un papel fundamental en este proceso, ya que el comportamiento inclusivo de la alta dirección y de los supervisores directos influye directamente en el sentimiento de pertenencia de los empleados. En Colombia, por ejemplo, el 74% de las mujeres líderes y el 67% de los hombres en posiciones de liderazgo consideran que lograr la igualdad de género es un imperativo estratégico.

El informe también subraya que la diversidad, sin inclusión, no alcanza su máximo potencial. Las empresas que logran tener un ambiente laboral solo diverso, sin inclusión, muestran que sus empleados están dos veces más propensos a retar el status quo. Sin embargo, al combinar diversidad e inclusión, la capacidad de innovación se duplica, con empleados hasta cuatro veces más propensos a ser creativos y a retar el status quo.

En un contexto latinoamericano, algunas empresas han logrado mejoras significativas en la inclusión de grupos históricamente subrepresentados, como miembros de la comunidad LGBTQ+. Entre 2021 y 2023, estos grupos experimentaron incrementos notables en los índices de inclusión, lo que demuestra que estrategias focalizadas pueden generar cambios tangibles.

A pesar de estos avances, queda claro que aún hay mucho por hacer para avanzar hacia una inclusión universal y efectiva en todos los niveles organizacionales. Uno de los primeros pasos es adoptar prácticas como ofrecer trayectorias profesionales claras para distintos grupos, asegurar comportamientos cotidianos inclusivos por parte de los líderes y establecer programas de mentoría, lo cual puede ser fundamental para consolidar estos avances.

COMPARTIR

Recomendados

C