5 Tendencias de Diversidad, Igualdad e Inclusión y Medio Ambiente en 2024: un año para la transformación interseccional y acelerada por la tecnología

por | Mar 7, 2024

Aunque aún no ha terminado el primer trimestre, ya hay muchos motivos para entusiasmarse cuando analizamos las tendencias emergentes en Diversidad, Igualdad, e Inclusión (DEI) y Medio Ambiente para 2024. Este es el año en que las empresas no solo reconocen la importancia de la DEI y la sostenibilidad medioambiental, sino que se afanan en integrar estos elementos en el núcleo mismo de sus marcos operativos y estratégicos.

Las empresas, que antes se trataban más como añadidos o proyectos secundarios, reconocen cada vez más el valor de una sólida cultura de DEI y Medio Ambiente y cómo puede repercutir positivamente en todos los ámbitos, desde el desarrollo de productos hasta el compromiso con los clientes. Y esta transformación no es solo un cambio interno, sino que también es visible en las comunicaciones externas. Por ejemplo, DEI y los impactos ambientales son ahora secciones estándar en los informes corporativos anuales, consolidando aún más su papel central en las operaciones comerciales.

Como agencia de RRPP latinoamericana con nuestro propio departamento dedicado a iniciativas DEI y el medio ambiente, hemos identificado las tendencias emergentes más interesantes que creemos impactarán positivamente al continente en 2024.

La Tecnología Para El Bien

2024 ofrece a las empresas la oportunidad de utilizar las nuevas tecnologías con el doble propósito de impulsar las operaciones empresariales y, al mismo tiempo, avanzar en los objetivos de DEI y medioambientales. La Realidad Virtual (RV) y la Realidad Aumentada (RA) tienen un enorme potencial para impulsar la inclusión en el lugar de trabajo, mientras que cada semana parece haber reportes increíbles sobre cómo la Inteligencia Artificial está impulsando los avances tecnológicos para las personas con discapacidad, por no mencionar el papel que la IA puede desempeñar en la protección del medio ambiente.

Este enfoque de «tecnología para el bien» no solo promete mejorar la eficiencia, sino que también aporta un nuevo conjunto de herramientas para ayudar a superar los obstáculos y los retos arraigados de la DEI y la sostenibilidad.

Enfoque holístico e interseccional de la DEI

Este año también será testigo de un cambio de conciencia a medida que las empresas empiecen a reconocer la interconexión de diferentes categorías sociales como la raza, el género y la clase social. Las empresas se están alejando de las estrategias de DEI unidimensionales y están adoptando un enfoque más holístico e interseccional. Esto garantiza que los esfuerzos de DEI incluyan a individuos con identidades múltiples e interseccionales, reconociendo la complejidad de las experiencias del mundo real y esforzándose por conseguir un entorno verdaderamente inclusivo.

Mondelez en Brasil, por ejemplo, destaca como una gran empresa que ha adoptado recientemente un enfoque más interseccional en sus objetivos de incluir a más personas infrarrepresentadas en puestos de liderazgo. Telefónica Hispam en Ecuador también ha nombrado recientemente a Beliza Coro Guairacaja responsable de políticas de inclusión digital y desarrollo humano. Es la primera mujer indígena kichwa puruwa que se gradúa como abogada, con una tesis doctoral titulada «Una mirada interseccional a los derechos humanos de las mujeres indígenas en Ecuador».

Iniciativas y compromiso de los trabajadores

Otra tendencia que está configurando la narrativa de la IED y el medio ambiente en 2024 es un renovado énfasis en las iniciativas lideradas por los empleados. Las empresas no solo fomentan, sino que apoyan activamente las iniciativas encabezadas por los empleados.

Este cambio, a su vez, está empoderando a los empleados, ya que les da una voz genuina y un interés personal en las cuestiones de DEI y medioambientales. La formación de Grupos de Recursos de Empleados (ERG) centrados en cuestiones específicas de DEI o medioambientales es un testimonio de esta tendencia, que significa un nuevo, emocionante e inclusivo enfoque de base para la resolución de problemas y el compromiso. Empresas como Intel en América Latina han sido pioneras en la creación de estos grupos.

Sostenibilidad y transparencia medioambiental

Uno de los mayores retos para 2024 no es sólo garantizar prácticas empresariales sostenibles dentro de las cuatro paredes de su empresa, sino también asegurar una cadena de suministro limpia y transparente. En lugar de limitarse a adoptar prácticas sostenibles dentro de sus operaciones directas, el escrutinio de los consumidores latinoamericanos ha agudizado el enfoque de las empresas en cadenas de suministro completas, y la capacidad de garantizar la sostenibilidad en cada paso del negocio. Este año, la sostenibilidad y la transparencia medioambiental se convertirán en algo más que un mero cumplimiento, ya que se consideran cada vez más parte integrante de la integridad empresarial y la reputación de la marca.

Esta tendencia ya ha llevado a Maersk, líder en logística, a renovar su compromiso de ofrecer soluciones logísticas y de cadena de suministro con bajas emisiones de carbono para todo el continente latinoamericano.

Colaboración y Cooperación

Por último, creo que en 2024 seguiremos asistiendo a un aumento de la colaboración y la asociación entre empresas, ONG y gobiernos. Estas asociaciones son cruciales para abordar los polifacéticos retos medioambientales y de DEI a los que se enfrenta nuestra sociedad. La nube de Google, por ejemplo, está ayudando a vigilar y preservar la selva amazónica. Y el Banco Interamericano de Desarrollo ha redoblado las inversiones para nuevas asociaciones público-privadas ecológicas tras una exitosa aplicación de estas políticas en 2023.

En consonancia con el reciente informe de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe, creo que la creciente prevalencia de las asociaciones interindustriales y público-privadas es un movimiento estratégico para ampliar el impacto de estas iniciativas, no solo generando más fondos e interés público, sino también garantizando que la búsqueda de la inclusividad y la sostenibilidad sea un esfuerzo colectivo y concertado responsable para todos.

Espero que las tendencias que estamos observando este año no sean pasajeras, sino indicativas de una transformación profunda y duradera en la forma en que las empresas operan y comunican sus valores y compromisos fundamentales a un público más amplio.

COMPARTIR

Periodista y comunicadora audiovisual, LatAm Intersect PR.

Periodista y comunicadora audiovisual, LatAm Intersect PR.

Archivo

C

¿Qué viene para el sector hotelero en Latinoamérica?

El turismo es uno de los sectores de mayor potencial y motor de desarrollo económico en América Latina.  Tenemos la gran fortuna que esta región cuenta con una riqueza histórica, cultural y natural que es incomparable y que resulta un atractivo magnético para los...

Co-CEO (Bicefalia Gerencial): ¿Orden o desorden

En el mundo empresarial, el debate sobre el liderazgo compartido, representado por la estructura de Co-CEO o bicefalia gerencial, ha sido constante. A primera vista, la idea de tener dos líderes al mando parece ofrecer complementariedad y equilibrio. Sin embargo, la...

Alternativas para afrontar una crisis social y energética

Estamos en mora de implementar acciones para hacer un mejor uso de los recursos. Prueba de esto, es la situación que vive Bogotá, ciudad que atraviesa por uno de los momentos más críticos de toda su historia. Esta vez, por cuenta de la cruda realidad de los embalses...