El lado oscuro de Lionel Messi podría llevarlo a ganar la Copa del Mundo

Dic 17, 2022

Fifa

Según The Wall Street Journal, el argentino de 35 años pasó de ser un “genio silencioso” a un vengador gruñón, mientras lideró su selección hasta la final del Mundial de Qatar.

Lionel Messi ha jugado en cinco Copas del Mundo y cientos de partidos enormes y planetarios. Es una de las personas más famosas del mundo. Pero si pensabas que lo habías visto todo de Messi en las últimas dos décadas, estabas equivocado.

El niño que descubrió que tenía poderes extraordinarios y se convirtió en el superhéroe del fútbol argentino es ahora un hombre canoso y ceñudo dispuesto a saldar viejas cuentas y derrotar a sus némesis. Los ciudadanos de Doha han sido advertidos. No se detendrá ante nada en su búsqueda de la dominación de la Copa Mundial. Conoce al villano del cómic del torneo: el malvado Messi.

Holanda lo padeció en un amargo duelo que estableció un nuevo récord en el torneo con 17 tarjetas amarillas. Cuando terminó el baño de sangre, Messi, en lo que probablemente sea su última Copa del Mundo, lucía una sonrisa triunfante. “Cada partido”, dijo, “mostramos el mismo deseo de luchar”.

Ante los insultos holandeses, Messi se vengó de una manera que la mayoría de la gente del fútbol rara vez había visto. Una vez conocido como un niño tímido y humilde, que encarnaba el fútbol en su forma más pura y alegre, despotricaba toda la noche, incluso cuando estaba ganando. Frunció el ceño cuando anotó. Y persiguió al entrenador holandés Louis van Gaal, quien en el pasado había criticado a los jugadores argentinos, tapándose los oídos con las manos, un mensaje que decía, lo escucho todo.

“Sentimos que nos habían faltado el respeto”, dijo Messi furioso a los periodistas más tarde. “Es un poco de salsa de fútbol”.

En una noche picante de reyertas para limpiar el banquillo en la que Argentina se puso 2-0 arriba, luego permitió dos goles y finalmente se impuso en una tanda de penales, Messi también pasó gran parte del partido reprendiendo al árbitro Mateu Lahoz de España. Los dos hombres tenían historia, y Messi no olvida. Lahoz una vez le había dado a Messi una tarjeta amarilla durante sus días en Barcelona por quitarse la camiseta en una celebración de gol destinada a honrar al defectuoso héroe argentino Diego Maradona. Ahora, sintió Messi, la toma de decisiones de Lahoz fue igualmente vergonzosa.

Avanzar a una semifinal contra Croacia hizo poco para levantar el mal humor de Messi. Mientras su plan maestro para levantar la Copa del Mundo no estuviera completo, Messi no cedería.

Mientras el delantero holandés Wout Weghorst esperaba en el túnel del estadio para intercambiar camisetas, Messi lo arremetió porque sentía que Weghorst había sido uno de los principales instigadores de los tiros bajos de Holanda.

“¿Qué miras, bobo?” Messi gritó en español. “¿Qué estás mirando, tonto? Sigue caminando, tonto. Sigue caminando.»

El giro del talón aquí ha sido impresionante. Messi llegó a Qatar proyectando su habitual aire de distanciamiento. Pero luego vino una sorprendente derrota ante Arabia Saudita en el primer partido de Argentina, y algo se rompió.

El primer indicio de la transformación de Messi llegó después del segundo partido, una victoria por 2-0 contra México. Surgió un video desde el interior del vestuario de Argentina que muestra a Messi aparentemente pisoteando una camiseta de México, un acto que la congresista mexicana María Clemente García Moreno consideró que mostraba tal “manifiesto desprecio y falta de respeto”, que solicitó al Ministerio de Relaciones Exteriores del país que prohibiera a Messi entrar al país.

Los compañeros de equipo de Messi dijeron que simplemente lo malinterpretaron. Las mentes maestras del mal siempre son malinterpretadas.

No hubo malinterpretación de lo que sucedió en los momentos finales del siguiente partido de Argentina, una victoria de 2-0 sobre Polonia, cuando el delantero Robert Lewandowski trató de disculparse con Messi por una falta tardía. Messi no se limitó a negarse a estrechar la mano de Lewandowski. Se negó incluso a reconocer su presencia, mirando a lo lejos con la mueca helada de un hombre que guarda una guarida secreta dentro de un volcán.

“Lo de Leo, fue un momento curioso”, dijo Lewandowski después. «Intercambiamos algunas palabras».

Para muchos fanáticos en Argentina, el cambio de humor de Messi solo lo ha hecho más adorado: «¿Qué miras, bobo?» ahora está en tazas y camisetas en casa. No era suficiente que Messi pudiera ser el mejor jugador de todos los tiempos. O que fue el goleador récord de Argentina. Querían un destello de la oscuridad de Maradona del hombre que heredó su camiseta número 10. Querían ver gruñir a Messi.

“El capitán volvió a dar la cara como líder de un equipo que no está dispuesto a defraudar a todo un país”, escribió el diario argentino Clarín tras los cuartos de final. “Messi luchó. Messi corrió. Messi peleó. Y Messi celebró”.

No es que Messi nunca antes haya tenido un lado oscuro. Solía ​​mantenerlo escondido. En lugar de burlarse abiertamente de los entrenadores rivales desde el medio del campo, como lo hizo con Van Gaal, Messi tenía la insidiosa costumbre de acercarse sigilosamente a los defensores para susurrarles maldad al oído. Nadie sabía esto mejor que José Mourinho, el autoproclamado provocador de tiempo completo que entrenó contra Messi en España durante su mandato como entrenador del Real Madrid.

“La verdad es que el mayor sabelotodo del fútbol es Messi”, recuerda el ex portero del Real Madrid Jerzy Dudek que Mourinho les decía a sus jugadores. “Se tapa la boca para protegerse de los lectores de labios cuando provoca a los defensores. Irrita a los oponentes, incluso si no muestra emociones en el campo”.

Esos días se han ido ahora y la obsesión que todo lo consume de Messi está en plena exhibición. No tiene nada que demostrar y un último premio brillante que ganar. Cualquiera que se interponga entre él en el trofeo se convertirá en un enemigo mortal.

(Tomado del Wall Street Journal)

COMPARTIR

Recomendados

C

Tendencias, técnicas y looks que definen el 2024

Schwarzkopf Professional lanzó sus Essential Looks junto a expertos en belleza, donde presenta las tendencias más esperadas en el mundo de la peluquería. El mundo está experimentando una era de cambios sin precedentes, donde no solo nuestras tecnologías y sistemas...

Las Películas que Enseñan el Arte del Liderazgo

El cine no solo nos transporta a otros mundos, sino que también nos brinda herramientas valiosas para nuestro desarrollo personal y profesional. Giuseppe Tornatore dijo alguna vez que "El cine es mejor que la vida, con cada película se nace de nuevo". A través del...