Es hora de regular la Inteligencia Artificial

por | Nov 13, 2023

A medida que crece el uso de las herramientas de IA, los ciudadanos  y las empresas comienzan  a notar riesgos por su mal uso. Los gobiernos  deben vigilar la privacidad, condenar los usos ilegales y crear las condiciones para impulsar su utilización ética.

Los gobiernos  de América Latina deben regular cuanto  antes el uso de la Inteligencia Artificial (IA), como una forma de impulsar sus beneficios y de frenar los grandes riesgos que podría enfrentar su gente por su uso en actividades poco éticas. Cada vez más personas y empresas  están  expuestas  a   perder  la  privacidad  de  sus  datos,  recibir  ataques de manipulación digital y reducir sus condiciones laborales, entre otros inconvenientes, por un uso incorrecto de la tecnología.

Esta  semana, Colombia,  México  y Argentina  encendieron sus alarmas ante la inminente utilización  de técnicas como ‘deep fake’ -que usa IA para ‘imitar’ digitalmente la voz de los candidatos- en la creación de campañas de desprestigio en sus procesos electorales. Un problema que se  une al uso generalizado e ilegal de bases de datos de ciudadanos para manipular su opinión, con noticias falsas y contenidos malintencionados.

Las  empresas tampoco son ajenas a los retos que plantea esta tecnología. Una vez la IA está completamente calibrada con la infraestructura de una organización, le permite contar con una protección sólida contra ciberataques e impulsar sus ventas rápidamente, por ejemplo. Sin embargo, para llegar a ese  punto, la plataforma debe acceder a millones de datos de los usuarios, especialmente durante su entrenamiento, lo que puede resultar invasivo. Según una encuesta global elaborada por Zoho el  81%   de  los  trabajadores  tiene preocupaciones de la forma como estas tecnologías exponen sus datos privados, al tiempo que 49% expresa su miedo por la gestión de sus datos y su privacidad. Eso sí, el 84% cree que la IA será aceptada y utilizada en los lugares de trabajo durante el próximo año.

La  IA  está  evolucionando a  un ritmo tan rápido que es  imposible que los gobiernos y reguladores, que operan lentamente, le sigan el ritmo.  Según el informe  Perspectivas  de Directores de Riesgos Empresariales, el 43% de los encuestados considera necesario frenar el desarrollo de la IA  mientras las regulaciones se  ponen al día, y el 90% considera que las regulaciones deben acelerarse.

Estamos en un punto de quiebre en que los gobiernos están llamados a diseñar normas que impulsen  el desarrollo  de la Inteligencia  Artificial,  acordes con las necesidades de sus comunidades, que reduzcan los riesgos y fijen límites éticos para su uso.

Proteger la privacidad  de los datos siempre será la base para regular esta tecnología en cualquier   parte   del   planeta.  Las    medidas   deben   establecer  límites  claros  a   las organizaciones para que recopilen, almacenen, compartan y utilicen la información  con esta tecnología, al tiempo que creen mecanismos para que los ciudadanos tengan todo el control sobre sus propios datos.

La  regulación relacionada con Inteligencia Artificial también debe condenar claramente las actividades ilegales que se puedan realizar con su uso. Aquí es clave considerar normas para alertar y condenar su uso en este tipo de actividades, que comprenden desde fraudes hasta crear contenido engañoso, como ‘fake news’ y campañas de manipulación.

Para completar,  los gobiernos  también  deben  crear un marco  jurídico  que facilite  su utilización por parte de organizaciones de todos los tamaños y sectores económicos. Es clave que la Ley no estimule la creación de monopolios  por parte de proveedores de soluciones tecnológicas, que solo sirven para encarecer los servicios y restringirlos a unos pocos.

Algunos  países ya están avanzando en la dirección  correcta.  El congreso  chileno,  por ejemplo, estudia un proyecto de Ley para regular los sistemas de Inteligencia Artificial, el cual define los diversos riesgos y propone  algunas acciones. Por su parte, Argentina ya aprobó varias Recomendaciones para su utilización en el sector público, enfocadas en los aspectos éticos de su uso. Este  es  un camino largo que hasta ahora comenzamos a  andar.  Todas las partes de la sociedad están llamadas a entender las grandes oportunidades que brinda la Inteligencia Artificial,  para que también  estén listas para mitigar  los riesgos de su mala utilización.

COMPARTIR

Directora de Nuevos Negocios de Zoho.
.
.
Zoho Corporation

Directora de Nuevos Negocios de Zoho. . . Zoho Corporation

Archivo

C

Gobierno Corporativo y Diversidad en las Familias Empresarias

Las empresas familiares representan la espina dorsal de la economía global. Sin embargo, estas organizaciones enfrentan desafíos únicos, especialmente en lo que respecta a la continuidad del legado. Este artículo explora cómo enfrentar estos desafíos, destacando la...