En Colombia hay 11.5 millones de jóvenes en edad de trabajar: 5.8 millones de estos no tienen educación o empleo formal

May 18, 2023

Conozca la herramienta que llega para orientar a los jóvenes bogotanos a tomar mejores decisiones de formación para emplearse.

En Colombia, al igual que en muchos países del mundo, los jóvenes son una población vulnerable en términos de acceso a la educación y al empleo formal. En el país, aproximadamente 11.5 millones de jóvenes están en edad de trabajar, de los cuales más de la mitad (51%) son considerados Jóvenes con Potencial, es decir, jóvenes que no estudian, no trabajan o se encuentran en la informalidad.

Ante este panorama y la alta tasa de desempleo que afecta a esta población, que para el 2021 fue de 21,5%, la Secretaría de Educación de Bogotá, Fundación Corona, el programa Global Opportunity Youth Network – Goyn Bogotá y Maloka han desarrollado las Guías «Mi brújula hacia el futuro”, una herramienta que orienta a los jóvenes de la ciudad para que tomen decisiones informadas a partir del conocimiento de sus habilidades e intereses, y reconozcan las oportunidades de formación y empleo que se ofrecen en el territorio donde se encuentran.

«En Fundación Corona creemos que tener una visión sistémica de la trayectoria entre la educación y el empleo favorece la articulación entre los actores clave. Las Guías ‘Mi brújula hacia el futuro’ se convierten en una herramienta útil para conectar la educación hasta el empleo formal y conseguir que la educación esté más articulada con el mundo del trabajo», explicó Rafael Arias, Gerente de Educación y Empleo de Fundación Corona.

«Esta herramienta también ayuda a fortalecer los procesos de otros actores fundamentales, como los docentes y las instituciones de educación media»

Para crear este tipo de herramientas, se deben conocer las realidades y potencialidades de cada territorio, ya que esto permitirá construir catálogos en sectores de alta demanda en los cuales los jóvenes puedan acceder a programas educativos pertinentes y a vacantes laborales en la ciudad; pues para el caso específico de Bogotá, la cifra de jóvenes que no tienen acceso a estas oportunidades es preocupante, ya que de 1.7 millones de jóvenes en edad de trabajar, un poco más de 670 mil están excluidos de oportunidades de educación o empleo formal y las Guías «Mi brújula hacia el futuro» se convierten en una herramienta valiosa que busca orientar a los jóvenes en su transición desde la educación al mercado laboral.

La construcción de estas guías se basó en un mapeo territorial que permitió identificar los sectores productivos con mayores oportunidades para los jóvenes en términos de alta demanda laboral en 5 sectores de la ciudad, una variedad de posibles empleos en cada sector, sueldos, oferta educativa y otros factores relevantes para que los jóvenes tomen decisiones más informadas para su futuro. Además, se tuvieron en cuenta las opiniones y testimonios de profesionales y trabajadores de cada sector, se habló con 30 empresas de los 5 sectores, y se integraron las percepciones de los propios jóvenes. De esta manera, se logró una herramienta útil y adaptada a las particularidades del territorio.

Para el desarrollo de esta herramienta, los aliados le apostaron por entender las particularidades del territorio, ya que reconocen que las necesidades y oportunidades de los jóvenes en la ciudad de Bogotá no son las mismas en todas las ciudades. El mapeo indicó que los sectores con mayor crecimiento económico en la ciudad de Bogotá para los próximos 3 a 5 años son: el sector Digital, Energía y Electricidad, Construcción e Infraestructura, Salud y Bienestar, y el sector de Industrias Creativas y Artes Escénicas.

Esta herramienta también ayuda a fortalecer los procesos de otros actores fundamentales, como los docentes y las instituciones de educación media, quienes en muchos casos no cuentan con las herramientas necesarias para brindar el acompañamiento y la orientación que los jóvenes necesitan. Además, la herramienta permite identificar oportunidades de mejora en las instituciones educativas de la post-media, evaluando si los planes de educación están respondiendo al mercado laboral y a las expectativas de los jóvenes.

Es importante destacar que, aunque esta herramienta se desarrolló específicamente para la ciudad de Bogotá, su modelo puede replicarse en diferentes territorios a nivel nacional, lo que permitiría no solo impactar en la población del país, sino también en los diferentes sectores económicos. Además, es necesario realizar revisiones y ajustes periódicos de los sectores, ya que deben adaptarse a las dinámicas del mercado laboral, que se encuentran en constante cambio y, por lo tanto, no son vigentes en el tiempo.

“Estas guías se crearon pensando en las oportunidades para los jóvenes en la ciudad. Hicimos un mapeo de las ofertas formativas, las vacantes, las empresas y los empleos disponibles para cada perfil, los salarios y los testimonios de personas que se encuentran trabajando en el sector. Indagamos con las y los estudiantes para identificar intereses, y es por eso que los catálogos también relacionan sus intereses y fortalezas, para el desarrollo de sus trayectorias individuales de vida. Ojalá este ejercicio inspire a otras ciudades a comprender mejor las oportunidades que tienen los jóvenes y a orientarlos hacia ellas», puntualizó Edna Bonilla, secretaria de Educación de Bogotá.

COMPARTIR

Recomendados

C

La Inteligencia Artificial: Un Aliado en la Enseñanza de Idiomas

En el dinámico panorama educativo actual, la Inteligencia Artificial (IA) emerge como un poderoso aliado en la enseñanza de idiomas. Sin embargo, es fundamental comprender que la IA no busca reemplazar a los profesores, sino complementar su labor, dotándolos de...