Tips para enfrentar una entrevista para las prácticas profesionales

Jun 20, 2023

La primera experiencia laboral nunca se olvida porque marca el comienzo del camino que se quiera tomar en la carrera profesional. 

Las prácticas profesionales marcan un hito en la vida laboral de las personas, ya que tener una buena experiencia en todo el sentido de la palabra permitirá el desarrollo integral del profesional y , por otra parte, los aportes de un aprendiz son de alto valor para el desarrollo humano de las organización.

Pasar por un proceso de selección riguroso de una gran compañía, normalmente genera ansiedad y una gran cuota de nerviosismo. Por tal razón, Kibernum entrega las claves a la hora de presentar una entrevista para prácticas y no morir en el intento.

  1. La prioridad no es el dinero: No todas las prácticas son remuneradas, pero todas se pagan en conocimiento, Realizar un buen trabajo de principio a fin demuestra las ganas de aprender y hacen que la experiencia sea enriquecedora.
  2. Dejar un sello: Intentar dar un poco más y pensar “fuera de la caja” permiten entregar una huella personal y una mirada a veces novedosa. Siempre se puede aportar con algo diferente e innovador.
  3. Proactividad: Preguntar por nuevas oportunidades de quehaceres, demostrar voluntad de hacer hasta las tareas más engorrosas, ser positivo y dar una mano sobre todo cuando la carga laboral aumenta. Todo es aprendizaje.
  4. No existen malas preguntas: Toda empresa tiene sus códigos internos y no hay forma de saberlos si no se averigua. Perder el miedo a consultar es la mejor forma de entender e, incluso, vuelve el aprendizaje aún más rápido.
  5. “Me equivoqué”: Es imposible tener respuesta a todo y sin equivocarse. Reconocer errores e intentar mejorar para la próxima vez es mucho mejor que justificarse. Recuerda pedir feedback para poder ir mejorando con el tiempo.
  6. Un nuevo idioma: La globalización permite conectar con nuevos mundos laborales, incluso en lenguas distintas a la tuya. Saber un segundo e incluso, un tercer idioma es todo un plus. Pero si no lo manejas no hace falta mentir, siempre puedes aprender. 
  7. Aprender a organizarse: Hay días que se suman muchas tareas en pocas horas, por lo que es importante organizarse para poder cumplir con cada una de ellas. Una lista de pendientes o  una agenda es una buena forma para no dejar nada atrás.
  8. Networking: Socializar y estar dispuesto a conocer a los compañeros de equipo permite generar una red de contactos que puede servir para toda la vida. Estar abierto a relacionarse (aunque sea de manera virtual si tu práctica es remota) es el inicio de relaciones que pueden convertirse en amistades.

Cuando un practicante ingresa a una empresa, su primer contacto con la compañía es con el mentor, quien se convierte en una pieza clave en el desarrollo de la práctica. “La empresa debe tener claro quién va a ser el mentor del practicante y comprender que parte de sus responsabilidades será el avance que él o ella consiga dentro de su periodo de práctica”, explica Raúl Vargas, gerente de gobierno corporativo de Kibernum.

Esto implica que parte de la experiencia laboral que adquiera el practicante será apoyada, respalda y guiada por quien sea asignado. “Para eso, es fundamental que se definan los objetivos y en qué plazos se espera que este ocurra, para que entregue valor a la compañía”, agrega el ejecutivo.

COMPARTIR

Recomendados

C

Universidad del Chocó promueve el talento audiovisual de la región

La Universidad Tecnológica del Chocó (UTCH) está marcando un hito importante en el impulso del talento audiovisual en la región del Chocó. En medio de los desafíos socioeconómicos y culturales que enfrenta esta área, la UTCH ha asumido un papel destacado en la...