Descifrando el enigma del crecimiento de las familias empresarias

por | Feb 27, 2024

En este artículo, exploraremos el intrigante fenómeno del crecimiento empresarial desde la perspectiva de las familias empresarias. Analizaremos cómo la interacción entre la visión familiar y la visión patrimonial influye en el destino y la trayectoria de estas empresas, examinaremos casos reales que ilustran los desafíos y oportunidades que enfrentan las familias empresariales en su búsqueda del crecimiento y ofreceremos recomendaciones prácticas para navegar por las complejidades del mundo empresarial familiar.

Las empresas familiares son el corazón de la economía mundial. Desde modestos negocios locales hasta imperios multinacionales, estas empresas representan la esencia misma del emprendimiento arraigado en la tradición, el legado y los valores familiares. Sin embargo, detrás de su aparente simplicidad y cohesión familiar, yacen desafíos complejos y dinámicos que influyen en su capacidad para crecer y prosperar en un mundo empresarial cada vez más competitivo y cambiante. En el corazón de cada empresa familiar yace una combinación única de tradición, afecto, compromiso y visión. Dos fuerzas clave que moldean el destino y el crecimiento de estas empresas son la visión familiar y la visión patrimonial.

La visión familiar refleja la relación entre la familia y el negocio, y puede variar desde una perspectiva centrada en la familia, donde los intereses familiares predominan sobre los empresariales, hasta una visión orientada al negocio, donde el éxito del negocio es la principal prioridad. Por otro lado, la visión patrimonial abarca la percepción de la propiedad y el legado de la empresa, desde una perspectiva individual hasta una perspectiva colectiva.

Según la teoría, las empresas con una visión familiar «primero la familia» y una visión patrimonial colectiva pueden estar menos motivadas por el crecimiento empresarial, priorizando la estabilidad y la seguridad familiar sobre la expansión empresarial. En contraste, aquellas con una visión familiar más orientada al negocio y una visión patrimonial individual pueden estar más impulsadas por el crecimiento, buscando aumentar las ganancias y la participación en el mercado a cualquier costo. Se postula que una visión intermedia en ambas variables podría ofrecer un equilibrio óptimo entre crecimiento y estabilidad, permitiendo un progreso significativo sin comprometer el bienestar familiar ni dilapidar el patrimonio.

Caso 1: la trampa del estancamiento en la tradición: En la ciudad de Medellín, Colombia, conocí a una familia paisa con un negocio de confecciones arraigado en décadas de tradición y legado familiar. La empresa, fundada con amor y dedicación, reflejaba la unión y el compromiso de la familia. Sin embargo, detrás de su fachada de armonía y cohesión, se escondía un oscuro secreto: el estancamiento empresarial. A pesar de su rica historia y su arraigada conexión con la comunidad, la empresa había experimentado un crecimiento estancado en los últimos años. La estructura de la empresa, con sus múltiples capas de burocracia y decisiones basadas en relaciones familiares en lugar de criterios empresariales, había impedido la innovación y la eficiencia. La empresa se había convertido en un monumento a la tradición, pero se había estancado en un mar de mediocridad, incapaz de adaptarse a un mundo empresarial en constante evolución.

Caso 2: la obsesión por el crecimiento a cualquier costo: En la ciudad de Bogotá, conocí a una familia decidida a dejar su huella en el mundo. Con una visión ambiciosa y una determinación inquebrantable, la familia persiguió el crecimiento empresarial sin restricciones. Sin embargo, su búsqueda implacable de expansión los llevó por un camino peligroso y lleno de obstáculos. En su obsesión por el crecimiento a cualquier precio, la familia sacrificó la estabilidad financiera y la sostenibilidad a largo plazo de la empresa. Endeudamiento excesivo, falta de reinversión de beneficios y enfoque exclusivo en resultados financieros a corto plazo fueron algunas de las consecuencias devastadoras de su enfoque unilateral hacia el crecimiento. En última instancia, descubrieron que el crecimiento desenfrenado puede ser tan peligroso como seductor, y que la verdadera grandeza empresarial requiere un equilibrio delicado entre ambición y prudencia.

Caso 3: el equilibrio entre tradición y modernidad: En la ciudad de Bucaramanga, descubrí una historia de esperanza y resiliencia en una familia empresarial que había encontrado el equilibrio perfecto entre tradición y modernidad, ambición y responsabilidad. Con una visión compartida de crecimiento sostenible y un compromiso inquebrantable con la excelencia, la familia trazó un camino hacia la grandeza. Al adoptar una política de dividendos equilibrada y fomentar una cultura de reinversión de beneficios, demostraron que el crecimiento empresarial no tiene por qué ser un juego de suma cero, donde los intereses familiares compiten con los intereses empresariales. En cambio, demostraron que el éxito duradero requiere un enfoque holístico que integre los valores familiares con las demandas del mundo empresarial moderno.

Más allá de los casos individuales, estas historias nos ofrecen valiosas lecciones sobre las claves para el éxito empresarial familiar en un mundo cada vez más complejo y competitivo.

  • Equilibrio entre tradición y modernidad: Las empresas familiares deben abrazar la innovación y la evolución sin perder de vista sus raíces y valores fundamentales. El equilibrio entre la tradición y la modernidad es esencial para el crecimiento sostenible a largo plazo.
  • Enfoque en la eficiencia: La eficiencia operativa y la gestión basada en datos son fundamentales para superar los desafíos del crecimiento y la competencia en el mercado actual. Las empresas familiares deben adoptar prácticas empresariales modernas y eficientes para mantenerse ágiles y adaptables en un entorno empresarial en constante cambio.
  • Cultura de reinversión y meritocracia: La reinversión inteligente de los beneficios en la empresa es crucial para mantener la competitividad y asegurar el crecimiento a largo plazo. Las empresas familiares deben adoptar una mentalidad de inversión a largo plazo y priorizar la reinversión de beneficios en áreas críticas como la innovación, la expansión y el desarrollo de talento. Asimismo, es vital promover una cultura de meritocracia donde el talento y el esfuerzo sean reconocidos y recompensados, independientemente de los lazos familiares.

El camino hacia el crecimiento empresarial familiar está lleno de desafíos y oportunidades únicas. Al comprender la interacción entre la visión familiar y la visión patrimonial, aprender de las experiencias de otras familias empresariales y adoptar prácticas empresariales modernas y eficientes, las empresas familiares pueden trazar un curso hacia un futuro próspero y sostenible. Recuerda, en el corazón de cada empresa familiar late el pulso de una historia, una visión y un legado que merece ser honrado y preservado para las generaciones venideras. Con visión, compromiso y equilibrio, las empresas familiares pueden superar los desafíos del presente y construir un legado duradero que perdure más allá de las vicisitudes del tiempo.

COMPARTIR

Gonzalo Gómez Betancourt, Ph.D. – CEO Legacy & Management Consulting Group

Gonzalo Gómez Betancourt, Ph.D. – CEO Legacy & Management Consulting Group

Archivo

C

¿Qué viene para el sector hotelero en Latinoamérica?

El turismo es uno de los sectores de mayor potencial y motor de desarrollo económico en América Latina.  Tenemos la gran fortuna que esta región cuenta con una riqueza histórica, cultural y natural que es incomparable y que resulta un atractivo magnético para los...

Co-CEO (Bicefalia Gerencial): ¿Orden o desorden

En el mundo empresarial, el debate sobre el liderazgo compartido, representado por la estructura de Co-CEO o bicefalia gerencial, ha sido constante. A primera vista, la idea de tener dos líderes al mando parece ofrecer complementariedad y equilibrio. Sin embargo, la...

Alternativas para afrontar una crisis social y energética

Estamos en mora de implementar acciones para hacer un mejor uso de los recursos. Prueba de esto, es la situación que vive Bogotá, ciudad que atraviesa por uno de los momentos más críticos de toda su historia. Esta vez, por cuenta de la cruda realidad de los embalses...